Se requiere cordura

jana-beris

Por: Jana Beris*

Con la misma energía con que critiqué en mi nota de ayer la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU , critico ahora las reacciones del gobierno de Israel, que considero totalmente irresponsables. Llamar a clarificaciones a los embajadores de países con cuya votación se discrepó, es legítimo y parte de las prácticas de diplomacia internacional. ¿Cancelar la visita de un Primer Ministro amigo? ¿Actuar ante todos los que votaron en favor de la resolución como enemigos declarados de Israel?

Es un craso error que no hará más que profundizar el aislamiento.
Discrepamos profundamente con la resolución 2334 del Consejo de Seguridad votada el viernes, por todo lo que hemos expuesto en nuestra nota al respecto. No la disculpamos en nada. Pero no es una votación contra la existencia del Estado de Israel sino contra uno de los puntos de su política, los asentamientos.. Israel tiene más que derecho a discrepar con esa votación, pero tiene que actuar con responsabilidad al reaccionar, tratando de acercar a los que sabe amigos, no de alienarlos.

El orgullo nacional no se mide en quién habla más fuerte y reacciona más enojado.

El gobierno israelí también tiene que tener auto crítica y comprender que el proyecto de ley que promovió recientemente, de “regularización de tierras” , o sea la autorización retroactiva a puestos instalados sin permiso alguno en el terreno, parte de ellos inclusive en tierras de propiedad privada, no podía aportar nada nuevo. No está aprobado definitivamente aún, y no es tarde para dar marcha atrás de lo que sería un oprobio para Israel, un Estado de Derecho democrático.

Con el tipo de reacciones que ha habido hasta ahora, no se minimizará el daño de la resolución sino que se lo agrandará, antagonizando a quienes quizás votaron tal cual lo hicieron porque Estados Unidos no vetó, por circunstancias diplomáticas complejas, pero son amigos de Israel aunque discrepen en puntos concretos.

El Consejo de Seguridad no tiene autoridad para declarar que los asentamientos son “ilegales” porque no es un marco jurídico sino político. Cuando de política se trata pues, hay que actuar no sólo con razón sino con inteligencia.

Y en lo que a Uruguay respecta, que fue uno de los países que votó a favor de la resolución: ya hemos visto una nota de alguien, que ni siquiera firmó con nombre completo, exhortando a retirar el premio Jerusalem al Canciller Nin Novoa. ¿Qué es esa locura?
El Canciller Nin Novoa es un amigo de Israel y un amigo también puede discrepar. Sí, consideramos con dolor que votar por la resolución, fue un error . Pero eso no tira todo por la borda, en absoluto.

Es mejor salir a explicar, acercar, tender puentes, que a antagonizar.

Israel no está solo en el mundo y tiene que saber defender la justicia de su causa sin dar a entender que quienes discrepan son sus enemigos. Esperamos que vuelva la cordura: a la ONU, no lo creemos, porque nunca la ha tenido, pero al gobierno de Israel, sí, todavía estamos a tiempo.

*BA en Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem.
Cursó también estudios de Medio Oriente e Islam.
Dedicada al periodismo desde hace unos 25 años.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s