Los enemigos sean unidos

danysaltzman072

Por Danny Saltzman (Radio Jai / Artículo original del 2006)

La profecía habla del día en que el lobo y el cordero pastarán juntos, y siempre imaginé esta escena como el momento supremo de la vida en paz.

Los enemigos juntos, en un territorio compartido donde la coexistencia armoniosa sea el común destino para ambos.

Y un día, aún cuando todo hace suponer que está lejano, lo ví.

Allí están los grupos fundamentalistas islámicos, con su ideología lista para la muerte de aquellos que no creen en Alá, que no aceptan a Mahoma como el profeta, apoyados por grupos de izquierda ateos. Quien lo hubiera dicho, pastan juntos los que no tienen dios y los asesinos de infieles.

Y si giran hacia el otro lado, van a encontrar a los asesinos de opositores, y encarceladores de disidentes como Fidel Castro, dándose la mano y siendo vitoreado por jóvenes con aspiración de revolucionarios, que escrachan a los asesinos de opositores y encarceladores de disidentes como Videla.

Que bello paisaje… Allí están los países sin democracia, los que torturan a sus ciudadanos, los que no le dan derechos a las mujeres ni a las minorías, sentados en las “Naciones Unidas”, listos a poner el grito en el cielo para que se condene democráticamente a quienes estorban el camino de la victoria total del totalitarismo.

Y la Madre de Plaza de Mayo es amiga del asesino de judíos, porque cree que nadie tiene derecho a secuestrar, torturar y matar a su hijo, pero si el derecho de hacerlo con los hijos de otros.

Ahí no termina, es realmente hermoso. En Argentina el Estado cede la frecuencia de su canal de televisión para que por las noches, la basura de un régimen como el de Chávez vierta su odio al pueblo de Israel, a favor de los países y grupos terroristas que ya mataron entre otros a más de 100 argentinos.

Lo estoy viendo y no lo puedo creer. Allí va el líder piquetero vociferando su apoyo a la “causa palestina contra los sionistas”, aun cuando no sabe cual es la causa y jamás podría definir el sionismo, pero lo lindo es que lo hace en nombre de aquellos que en cualquiera de los regímenes árabes ya habrían sido ejecutados por protestar, y su mujer lapidada solo por serlo y participar en la organización. Él, en su infinita ignorancia, cree que se puede ser piquetero en Gaza, Irán o Siria. Él, en su interminable desconocimiento, le da su apoyo a lo que se supone detesta, que es el absolutismo.

Es el paraíso en la tierra. Un universitario sensibilizado con el sufrimiento y decididamente contrario al imperialismo, estudia en un local de comidas rápidas mientras devora la gaseosa americana, en medio de un discurso de defensa de aquellos que pretenden la destrucción de un estado, la muerte de sus habitantes, y el sufrimiento de sus civiles en forma de bombas y misiles.

¡¡¡Miren!!! Allí están los intelectuales progresistas derramando veneno en contra del país record en producción cultural y científica, y luchando por los derechos de aquellos que solo saben de fatwas a escritores, lapidación a mujeres, y fusilamiento a consumidores de drogas. Y pensar que ellos creen en la despenalización del enfermo, los derechos de la mujer y la libertad de ideas.

Y los periodistas… Raza noble que solo persigue la verdad y el derecho a la información. Verlos ahora avalando a mentirosos, xenófobos, intolerantes y asesinos.

Tienen miedo de preguntarle a Fidel porqué encarcela y mata a sus colegas, tienen pánico de preguntarle a un sheik intolerante cómo un hombre con fe y con espíritu puede odiar tanto. Se hacen encima por las consecuencias que les traería el ejercicio de su profesión en Líbano, y el resto de los países árabes. Y como si eso fuera poco, piden perdón por filmar lo que no se puede mostrar al mundo del bestial trato que le dan a los civiles propios y ajenos.

Están juntos, conviven en paz y armonía. Mujeres que estudian aman países que no la dejarían estudiar. Periodistas que defienden sus fuentes adoran regímenes que los fusilarían por hacerlo. Gente que protesta por trabajo defiende a gobiernos que no dudan en hambrear a su gente para obtener rédito político. Políticos que se suponen comprometidos con los derechos humanos se abrazan fraternalmente con farsantes, mentirosos y discriminadores. Partidos que buscan romper con el dominio de los poderosos levantan pancartas a favor de países totalitarios, dictatoriales y mucho más poderosos y amenazantes que sus tradicionales adversarios.

Y todo eso gracias al pueblo judío y a los Estados Unidos.

No se puede pedir más, la profecía se está haciendo realidad y somos testigos del milagro. Algo distinto al sueño del profeta, y por cierto, muy lejos de llamarse PAZ.

Fuente: http://www.radiojai.com.ar/OnLine/notiDetalle.asp?id_Noticia=23108

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s