Propuesta de Paz – La Solución de ocho estados palestinos: Un alternativa viable para el futuro de Israel – Por Dr. Mordejai Kedar (Universidad Bar Ylan)

Palestinian-Emirates-map-by-Kedar-crop-361x300

Israel se enfrenta en la actualidad a tres amenazas inmediatas: la posibilidad de un Irán nuclear, más de 100.000 cohetes y morteros posicionados desde tres direcciones (Irán, Líbano y Gaza, además de terroristas en Siria y Egipto) y la solución de los Dos Estados. Las primeras dos amenazas parecen obvias, pero ¿Por qué creemos que la solución de los Dos Estados podría llevar a la pérdida de nuestro querido Israel? Después de todo, ha sido el pilar de la política aplicada frente a Israel según varias iniciativas internacionales y planes de paz. Pero en la realidad traería el resultado contrario.

La creación de un estado Palestino artificial que significaría el desarraigo de familias judías en lugares donde ni siquiera existe hoy en día población árabe, llevaría a fronteras indefendibles para la patria judía. Los más moderados de la Autoridad Nacional Palestina y el Fatah quieren un estado Palestino como precursor de la desaparición definitiva de Israel. Hamás se mantiene en contra de cualquier acuerdo que establezca una frontera que reconozca al estado de Israel. Cualquier reunificación propuesta entre el Hamás y el Fatah es una estrategia que amenaza aún más la supervivencia de Israel y el pueblo judío. Los ataques recientes en contra de Israel por el Hamás son ahora coordinados con militantes pro-sirios, militantes de la Yihad Islámica financiada por Irán. Además del Comité de Resistencia Popular que es otro grupo terrorista que opera desde Gaza.

La Primavera Árabe ha traído una región mucho menos estable. Israel no puede seguir permitiendo que el resto del mundo le dicte una política que haga aún más difícil la supervivencia del estado judío. Israel debe establecer su propia solución en relación al, así llamado, movimiento palestino y al yihadismo militante que aparentemente está en ascenso. El hacer nada no hace más que invitar a una intervención extranjera.

Antes de la creación del estado en 1948 el territorio extendido era conocido como el Mandato Británico de Palestina. Los judíos que vivían aquí, que han estado en esta tierra continuamente por 3.285 años, eran llamados “Palestinos” desde los comienzos de 1920 hasta la creación del estado en 1948. Dos ejemplos importantes que prueban esta distinción: The Palestine Post fue fundado por un judío americano en Diciembre de 1932 en el Mandato de Palestina y apoyaba la lucha por un hogar nacional judío. En 1950, dos años después de que Israel fuera creado, el periódico fue renombrado como The Jerusalén Post. En otro ejemplo, lo que comenzó como la Orquesta Sinfónica Palestina es conocida hoy en día como la Orquesta Filarmónica Israelí.

Los árabes que emigraron hacia el territorio en los últimos años de 1800 y a principios de 1900 para vivir y prosperar entre judíos, nunca quisieron ser reconocidos como Palestinos hasta que se convirtió en una herramienta útil en su oposición al Estado judío. En 1964 fue formada la OLP que terminó por transformar el término de palestino de ser referente a los judíos antes de la creación del estado a pasar a ser los árabes posteriores a la creación de Israel.

Históricamente nunca existió un estado árabe o islámico de Palestina con capital en Jerusalén. La capital de “Jund Falastin” (“El Distrito de Palestina”) bajo la ocupación islámica del siglo VII era la ciudad de Ramle, 30 km. al oeste de Jerusalén. Es importante que esta realidad histórica sea reconocida como una base para la paz.

No hay Territorios Ocupados al oeste del rio Jordán. Hay Territorios en Disputa como resultado de guerras impuestas a Israel por sus vecinos árabes.

Hoy en día, árabes viven dentro del Estado de Israel y también en Gaza, Judea y Samaria. Estos centros de población árabe no van a desaparecer como tampoco el Estado de Israel.

Gaza es ya una entidad similar a un estado, desde que Hamás la tomó por la fuerza de la OLP en Junio del 2007, rompiendo así a la Autoridad Nacional Palestina en dos entidades separadas. Si Israel fuese forzada a abandonar Judea y Samaria como parte de un acuerdo de paz, se hace bastante posible que el Hamás tome eventualmente el actual régimen de la Autoridad Palestina/Fatah tal como lo hicieron en Gaza, sea con elecciones o a través de la fuerza. Nadie puede garantizar lo contrario.

Debido a peleas tribales (de las tribus) y patriotismo local no va a haber nunca un gobierno de unidad exitoso en los centros de población Árabe Palestina en Judea y Samaria o Gaza. Como la OLP en el pasado, la Autoridad Palestina y el Hamás no representan la verdadera ambición de la mayoría de los árabes pacíficos que quieren un mejor futuro para sus hijos dentro de un marco tradicional y un gobierno local. La fallida solución de Dos Estados se dirige rápidamente a la papelera de la historia como corresponde.

Un liderazgo árabe exitoso debe ser independiente, local y enraizado firmemente con una fundación sociología homogénea y tradicional. Israel y el mundo deben reconocer y apoyar el liderazgo local en los centros de población Árabe Palestina que desean relaciones pacíficas duraderas como ciudades-estados. Debido a la creciente y constante corrupción y la manifiesta agenda anti-israelí, los líderes de la OLP, la AP/Fatah y el Hamás han dedicado casi medio siglo a intentar fútilmente eliminar a Israel y destruir todo lo que han conseguido sus ciudadanos.

Las 8 ciudades-estado incluirían las áreas de Jenin, Nablus, Ramallah, Jericó, Tul-Karm, Kalkilya, la parte árabe de Hebrón y la franja de Gaza. Los residentes locales se convertirían en ciudadanos de estos ocho estados independientes. Cualquier liderazgo árabe que trate de eludir o controlar el desarrollo de estos Emiratos Palestinos impediría un futuro de seguridad y oportunidad económica para los ciudadanos de estos ocho estados independientes.

La situación de los refugiados árabes solo podría ser resuelta si hay estabilidad duradera en la región. En 1948 aproximadamente 500.000 árabes fueron desarraigados previos al ataque árabe contra Israel. Al mismo tiempo aproximadamente 850.000 judíos fueron expulsados de los vecinos países árabes y la mayoría de los refugiados judíos se reubicaron exitosamente en Israel. Los refugiados árabes han sido desde entonces discriminados por los países árabes de la región, en conjunto con las políticas parcializadas de UNRWA, de forma que ni siquiera un refugiado árabe ha sido nunca reubicado. El ex-director de la agencia de refugiados en Jordania, Sir Alexander Galloway, efectivamente declaró, “Las naciones árabes no quieren resolver el problema de los refugiados árabes. Ellos quieren mantenerlo como una herida abierta… como un arma contra Israel”. El obvio fallo de las iniciativas de paz, que han estado basadas en suposiciones falsas por muchas décadas, ha solo perpetuado el problema de los refugiados árabes y el sufrimiento humano.

Los problemas complejos exigen soluciones simples y viables. El desarrollo de los Emiratos Palestinos es un alternativa viable basada en la sociología de los diferentes clanes y tribus en Gaza, Judea y Samaria. Esta iniciativa traerá una paz estable a la región y más seguridad para Israel.

Emiratos Palestinos – Resumen de Dieciocho Puntos

1)      La única verdadera lealtad que hay para los árabes del Medio Oriente es a su familia, clan y tribu y a los jeques locales que son sus verdaderos líderes.

2)      Hay poca confianza actualmente entre la gente de las diferentes tribus de las ciudades árabes palestinas de Judea, Samaria y Gaza.

3)      Cualquier gobierno de un estado Palestino liderado por la Autoridad Palestina seguramente se convertiría en otro estado árabe fallido y corrupto.

4)      Si un estado Palestino existiera el más militante Hamás tomaría prontamente el control en Judea y Samaria del menos militante, débil y corrupto Fatah / Autoridad Nacional Palestina.

5)      Israel se enfrentaría a dos fronteras con el Hamás en cuya Carta Fundacional aparece abiertamente el llamado a la destrucción del hogar nacional judío y el asesinato de los judíos a nivel mundial.

6)      La Autoridad Palestina/Fatah y el Hamás no son socios confiables de negociación por la paz y el concepto de la solución de Dos Estados debe ser abandonado.

7)      Israel debe ahora tomar la batuta para conseguir una solución viable a luz de las recientes votaciones de la ONU que no le confirieron en realidad un estatus de Estado a los palestinos.

8)      Como líderes tribales, los jeques individuales podrían querer su independencia de la Autoridad Nacional Palestina para buscar así su propio destino de paz y prosperidad.

9)      Israel debe reconocer el desarrollo de ciudades-estado independientes en siete ciudades de Judea y Samaria, que probablemente ocurra en un periodo de unos años.

10) Los 8 ciudades-estado incluirían las áreas de Jenin, Nablus, Ramallah, Jericó, Tul-Karm, Kalkilya, la parte árabe de Hebrón y Gaza.

11) Los residentes locales se convertirían en ciudadanos de estas 8 ciudades-estado independientes mientras los que permanezcan en áreas rurales tendrían el derecho a elegir si convertirse en ciudadanos de Israel.

12) El problema de los refugiados palestinos solo podrá ser solucionado cuando la ONU se dé cuenta que no hay Derecho de Retorno para los árabes como ciudadanos de Israel. Naturalmente, los árabes deberían buscar sus soluciones en estados árabes y no en el estado judío.

13) Mientras estas ciudades-estado árabes palestinas se desarrollan, ellos podrían elegir formar una alianza beneficiosa en conjunto para elevar su seguridad, desarrollo económico y otros aspectos de interés común.

14) Los líderes de estas emergentes ciudades-estado son más propensos a reconocer a Israel como el hogar nacional judío y a desarraigar a los elementos terroristas y jihadistas de entre sus fronteras seguras.

15) Israel anexaría y controlaría áreas menos pobladas de Judea y Samaria para así mejorar la seguridad en la región y expandir el desarrollo comercial y de viviendas.

16) El liderazgo de la Autoridad Palestina eventualmente desaparecerá de Judea y Samaria una vez que el movimiento de las ciudades-estado se arraigue.

17) Gaza se mantiene un continuo problema que posiblemente requerirá una futura acción defensiva militar Israelí y sólo tendrá libertad y esperanza para sus ciudadanos cuando el Hamás y los otros jihadistas no se comporten como grupos de terror en contra de Israel, sino que comiencen a encargarse de su estado por el bien de su gente.

18) Jerusalén se mantendrá como ha sido desde 1967, la capital indivisible de Israel que recibe pacíficamente a la gente de todas las religiones para vivir, visitar y rezar ahí.

Gracias por apoyar el desarrollo de los ocho Emiratos Palestinos independientes.

La propuesta y otros materiales pueden leerse en la página http://www.palestinianemirates.com/ – traducido por Gabriel Chocrón.

Fuente: Hatzad Hasheni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s