Israel se sumó a los esfuerzos internacionales para ayudar en la catástrofe humanitaria en Filipinas

IDF

Itongadol.- Israel se sumó a los esfuerzos internacionales para ayudar en Filipinas a reparar las consecuencias que dejó el super tifón. A medida que pasan las horas se va revelando las dimensiones del desastre incalificable que dejó la peor tormenta que azotó el estado.

El número de muertos descubiertos en los últimos días se duplicó diez veces a la estimación inicial. Inmediatamente después del desastre, Israel no se mantuvo indiferente, y el primer ministro Benjamin Netanyahu ordenó a todas las instituciones competentes a que hagan todo lo posible para ayudar al país afectado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores coordinó en estos días en conjunto con la IDF su salida para esta noche (domingo) de una misión de rescate a las Filipinas.

Las fuerzas de salvataje que salió esta noche nombró a dos representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores el director de Departamento Sur de Asia y el oficial administrativo regional – y cuatro miembros del Comando de Retaguardia del ejército de Israel, encabezados por el comandante del rescate.

En las conversaciones previas de la Cancillería israelí con las autoridades de Filipinas se acordó que a pesar de la experiencia israelí en búsqueda y rescate, y la identificación de cadáveres entre las ruinas de las zonas de desastre, se necesitan de Israel personal médico.

La misión de rescate decidirá el tamaña de la delegación de ayuda israelí y la forma en que se unirán a las autoridades locales. El personal de la embajada israelí en Manila, capital de Filipinas, recibirán a los equipos israelíes.

Filipinas estima en más de 10.000 los muertos tras el paso del tifón Haiyan

Además de las muertes provocadas por la caída de objetos a raíz del fuerte viento, con rachas superiores a los 300 kilómetros por hora, una repentina subida de la marea y el fuerte oleaje, similar a un tsunami, parece haber sido la causante de la mayoría de decesos.

Haiyan, el tifón más potente del año, dejó un reguero de desolación a su paso por la región central de Filipinas, donde las autoridades locales estimaron hoy que han muerto más de 10.000 personas.

El tifón, bautizado con el nombre de Yolanda por las autoridades filipinas, ha destruido entre el 70 y el 80 % de la población de Tacloban, capital de la provincia de Leyte, con una población de 220.000 personas, indicó a los medios el jefe de la Policía regional, Elmer Soria.

“Según las estimaciones de la gobernación provincial, habrá unas 10.000 víctimas mortales” solo en la isla de Leyte, declaró Soria.

“La devastación aquí es absoluta”, dijo el ministro de Interior, Manuel Roxas, tras arribar a Tacloban, la población más castigada por el fenómeno meteorológico, a unos 580 kilómetros al suroeste de Manila.

Además de las muertes provocadas por la caída de objetos a raíz del fuerte viento, con rachas superiores a los 300 kilómetros por hora, una repentina subida de la marea y el fuerte oleaje, similar a un tsunami, parece haber sido la causante de la mayoría de decesos.

Una espesa capa de barro, autos arrastrados por el agua, árboles derribados y escombros de casas y edificios destruidos son una constante en las imágenes que la televisión filipina proporciona sobre la situación de la ciudad, en las que se pueden apreciar cientos de cadáveres tendidos en las calles.

“No hay electricidad, no hay agua potable, ni comida, nada. La gente está desesperada”, declaró el ministro filipino de Defensa, Voltaire Gazmin, tras comentar que el presidente del país, Benigno Aquino, se quedó “sin palabras” al conocer el alcance de la tragedia.

Los medios locales informan de “saqueos” generalizados en toda la ciudad, previo a la llegada de la asistencia humanitaria y los militares a la zona.

“La situación en Tacloban es caótica ahora (…) Ya está todo saqueado, incluso la gente ha destrozado los cajeros bancarios para sacar el dinero”, declaró Roger Mercado, gobernador de la provincia del Sur de Leyte, al canal “Manila Televisión”.

En la isla de Samar, colindante con Leyte y por donde entró el pasado viernes el tifón, un miembro del consejo para gestión de desastres local dijo en la emisora de radio “DZBB” que al menos hay 300 cadáveres y unos 2.000 desaparecidos en esta región.

La Cruz Roja filipina estimó ayer que el número de fallecidos rondaría los 1.200, mientras la últimas cifras del informe del Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino habla de 151 muertos.

Reynaldo Balido, portavoz del organismo gubernamental, indicó que se espera que las cifras de víctimas aumenten en las próximas horas cuando comiencen a llegar los informes de las zonas devastadas.

Unos 4,5 millones de personas de 36 provincias de Filipinas se han visto afectadas por Haiyan, de las que unas 330.000 se encuentran en los centros de evacuados, señala la agencia filipina.

El ministro de Interior admitió las dificultades que están teniendo las autoridades para contabilizar los cadáveres y los daños producidos después de que numerosas líneas de comunicación hayan terminado destrozadas. Unos trabajos de reparación que tomarán al menos un par de días.

Antes de la llegada de este último tifón a Filipinas, el vigesimocuarto del año, los meteorólogos habían advertido que podría tener un efecto devastador mayor que el tifón Bopha, que en 2012 dejó cerca de un millar de muertos.

Tras arrasar el centro y sur de Filipinas, Haiyan se encuentra en el Mar del Sur de China en dirección a Vietnam, donde está previsto llegue mañana, mientras que las autoridades locales ya han iniciado la evacuación de unas 600.000 personas.

Fuentes:

Iton Gadol.

La Tercera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s